400 adolescentes dicen «no» al embarazo precoz

MONTECRISTI, Manabí.- Cuatrocientos adolescentes se unieron por un objetivo: decir no al embarazo precoz. La iniciativa de la Dirección de Acción Social, Comunitaria y Cooperación del Municipio de Montecristi y el Plan Internacional Manabí,  tuvo respuesta de los jóvenes que acudieron a la convocatoria municipal en el Complejo Nativa Espinoza.

Ahí el alcalde Ricardo Quijije; Elizabeth Chacón, gerente del proyecto Plan Internacional; y Elizabeth Piloso, del Distrito de Salud de Manabí, recibieron de los adolescentes la agenda de la RED de Adolescentes que se ejecutará en el 2017.

Quijije, en su intervención, se refirió a la creación de una Ordenanza por los Derechos Sexuales y Reproductivos para los y las Adolescentes del cantón, y anunció que buscará que más instituciones se unan para reforzar proyectos para bajar las estadísticas de embarazos en adolescentes.

Por su parte, Elisabeth Chacón, gerente de Plan Internacional Manabí, explicó que en los últimos años ha ocurrido un incremento y una mayor precocidad del inicio de la actividad sexual juvenil, pues el 27 por ciento de la población de adolescentes de Montecristi están embarazadas, provocando un aumento de la incidencia del embarazo en menores de edad, considerado actualmente un factor de riesgo no solo desde el aspecto médico, sino también psicológico y social.

Dijo que el embarazo irrumpe en la vida de los adolescentes en momentos en que todavía no alcanzan la madurez física y mental, a veces en circunstancias adversas, en medio de carencias nutricionales u otras enfermedades, y en un ambiente familiar poco receptivo para aceptarlo y protegerlo, de allí nació la necesidad de que Plan Internacional busque aliados estratégicos para disminuir el problema y se asocia con varios GADS municipales, alianza que ha logrado disminuir, en los últimos dos años, el embarazo precoz.

Elizabeth Piloso representante del Distrito de Salud, detalló el apoyo del municipio con su dirección de Acción Social y Comunitaria al proyecto orientado a los chicos de diferentes edades, en temas relacionados a la actividad sexual a temprana edad sin la protección adecuada, ya que esto aumenta las posibilidades de un embarazo a temprana edad o la presencia de enfermedades de trasmisión sexual.

«Hablar sobre sexualidad antes era un mito, los padres cuando se les preguntaba sobre sexo se sonrojaban y evitaban por todos los medios dialogar menos enseñar», expresa Micaela Olives del Club de La Pila, quien agradeció por toda la información que ha aprendido durante los 24 meses que es parte del proyecto que beneficia a cientos de adolescentes de Montecristi, ella aspira que el proyecto siga extendiéndose a otras comunidades del cantón, porque es necesario que los menores de edad vivan su juventud sin miedos, sin prisa, y cuando tengan hijos estos sean criados con amor y en un hogar seguro afirmó la adolescente.

Fuente: Municipio de Montecristi