Cachama asada: deliciosa gastronomía amazónica

GONZALO PIZARRO, Sucumbíos.- Gonzalo Pizarro, cantón de la provincia de Sucumbíos, está ubicado en la parte oriental de la cordillera de los Andes. Es una localidad con hermosos paisajes naturales, con una valiosa riqueza cultural y ancestral.

Sus ríos, cascadas, las costumbres y tradiciones de las nacionalidades indígenas Cofanes, Chuskuyacu, Dashino, Chontayaku, Panduyacu, Shiwacucha, los sitios arqueológicos como la Piedra de los Monos, son imanes que atraen a turistas nacionales e internacionales.

Pero no solo es un lugar para visitar por su naturaleza y cultura, sino además para degustar de la variada y deliciosa gastronomía. El caldo de guanta, la chicha de yuca, el ceviche de palmito, los chontacuros o los deliciosos maitos de tilapia o cachama son, entre otros, los platos típicos de este rincón amazónico.

Varios moradores de las comunidades de Gonzalo Pizarro se dedican a su preparación de comida. Uno de ellos es Fidencio Sama, de 55 años de edad, quien junto a su familia elabora la tradicional cachama asada. Nació en La Bonita y desde los 8 años fue a vivir en Gonzalo Pizarro, se dedica a la producción de la cachama hace 12 años y realiza el proceso total, desde el cultivo de este pez hasta la preparación del plato.

Inició preparándolo para la familia, y ahora ya lo ofertan en todo el cantón. “Esta es una fuente de trabajo para quienes vivimos aquí”, dice.

Cuando la cachama tiene un determinado tamaño, Fidencio la cosecha, la lava y la deja durante un día en sal, para posteriormente asarla o freírla y ofrecerla a decenas de comensales que llegan a Gonzalo Pizarro en busca de este plato típico.

Él pertenece a la Asociación de Agroartesanos de Puerto Libre, integrada por 18 socios quienes se dedican a actividades de comercialización de platos típicos y salen a ofertar el producto en las fiestas de las comunidades del cantón y en las ferias organizadas por la Municipalidad de Gonzalo Pizarro.

“Nosotros brindamos un producto sano y bien preparado”, dice don Fidencio, quien cuenta que para asar la cachama prenden una fogata usando material típico de la zona, como es la caña brava que se encuentra a orillas del río Aguarico, también usan leña de chonta y ahúman el pez.

“Una vez que ponemos la candela, dejamos la cachama de 40 minutos a una hora dándole vueltas de forma constante. Luego la servimos acompañada de yuca, tomate y un vaso con limonada endulzada con panela”, cuenta Findencio y comenta que también hay comensales que prefieren la cachama frita. Este plato tiene un costo de 5 dólares.

Cuando participa en ferias exhibe el pescado vivo (grades y pequeños) lo que atrae la atención de los turistas. A más de la cachama asada o frita, también la prepara en sopa de sancocho o con salsa de maní.

Si usted quiere degustar de esta deliciosa gastronomía amazónica y apoyar estos emprendimientos locales, comuníquese con la Asociación Puerto Libre al 09948929 11.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.