Alumnos de IKIAM crean sistema de alerta temprana contra inundaciones

TENA, Napo.- Fue en una de las salas de innovación que tiene la Universidad Regional Amazónica Ikiam, que Angie Jiménez, Jairo Cabrera y Andrea Soria, conformaron el grupo para encontrar un Sistema de Alerta Temprana para que la ciudad de Tena, mejore su capacidad de respuesta ante una inundación; dos de ellos, cursan la carrera de Ciencias del Agua y el tercero Microbiología.

Angie Jiménez, explica que el grupo de jóvenes científicos, luego de la inundación que sufrió la Capital de la Wayusa y Canela en septiembre del 2017; empezaron a trabajar por varios meses para encontrar un prototipo que les ayude a encontrar un sistema de prevención contra las inundaciones o los alerte para una evacuación responsable y ordenada, ante la arremetida de las aguas de los dos ríos que atraviesan la ciudad.

Varios días y noches de investigaciones pasaron para plantearse un objetivo- dijo- Angie Jiménez, a la larga lo encontraron manifestó.

Fue así que durante, la casa abierta de la Universidad Ikiam, los investigadotres universitarios, presentó a la comunidad su prototipo bautizado como “Tsunki” que mide 15x 8, y es el resultado de 10 meses de pruebas e indagaciones, comenta Jairo Cabrera, mientras nos proyecta el mecanismo con el que trabajaron.

Actualmente, el prototipo que tiene un costo de 20 dólares, esperan mejorarlo y reproducirlo a alta escala para que ayude a prevenir las inundaciones alega  Jiménez, con esos cambios puede llegar a costar $150, por eso están convencidos de que tendrán el apoyo de otras universidades del país con las que van a realizar un acercamiento, incluso están viendo la posibilidad de presentar su proyecto a la UNESCO como un emprendimiento que les permita obtener el apoyo para la multiplicación del sistema de prevención.

El piloto se lo implementó en la cuenca alta del río Tena, y desde ese sitio se hizo un seguimiento de los niveles de cauce del mismo. Es un sistema que necesita de energía, por lo que lo perfeccionarán para que sea autosustentable con paneles solares y turbinas que aprovechen el caudal.

El sistema de alerta temprana, utiliza un sensor ultrasónico que envía una señal de sonido que mide el nivel del cauce si se incrementa y revisa constantemente el nivel del agua, verificando si el umbral está dentro de los parámetros establecidos.

Con estudios hidrológicos se conocerá si existe una anomalía que pueda producir un evento extremo que provoque un desbordamiento; “esto nos permitiría tener una capacidad de respuesta más oportuna para dar seguridad a las personas y se tomará un máximo de respuesta de una hora con veinticinco minutos para proceder a una evacuación”, explicó Andrea Soria.

La idea es que en las cuencas altas de los ríos sean colocados estos sensores para que se  monitoree constantemente el cauce de los ríos, estarán separados por un radio de 2 metros sobre el nivel  de las aguas para que no haya contacto, tomando en cuenta que las ondas de sonido alcanzan 4 metros que sería suficiente para evaluar el movimiento de la corriente.

Toda información recopilada, será enviada a un receptor que estará en un centro de control que estará alerta las 24 horas del día, donde se analizará y se procederá a lanzar la emergencia si es necesario acotó Angie Jiménez.

Con este trabajo científico esperan contribuir a la seguridad de la población y esperan que la Municipalidad local o la Gobernación de la provincia se hagan eco de este proyecto y lo apoyen para el bienestar de la comunidad, culminó acotando Angie Jiménez.