Porque la vida sigue….

RESURGIR

Los comerciantes de la capital manabita, empezaron a reactivar sus servicios, e impulsar la actividad, son las voces de aliento que expresan, quienes después del sismo, abrieron sus negocios.

La avenida principal de la ciudad, retoma el bullicio de los locales que ofertan repuestos para autos, ropa, zapatos, transportes, peluquería, restaurantes y de otros artículos; muchos se enfocan en resurgir y para ello empezaron a trabajar sin desmayar, porque es la hora de despegar, admitieron.

Casos concretos como el de Gabriel Páez, quién tenía un comedor con el que mantenía a su familia, hoy trabaja en ese mismo sitio, con un local de arreglo y venta de celulares. “Muchos fueron afectados, pero no nos cruzamos de brazos, vamos a salir adelante”, dijo.

Mientras, entre sillas, mesas y con un radio a pilas que da las noticias del momento, un grupo de militares y policías, son los comensales que recibe Mirian García en su comedor, ubicado en la “zona cero”, donde sirve desayunos y almuerzos. Decenas de locales de ventas y alimentación, ya se encuentran atendiendo en cantones como Manta, Portoviejo, San Vicente y Rocafuerte, en la provincia de Manabí. Poco a poco la economía se empieza a normalizar, luego del terremoto del pasado 16 de abril. Sus habitantes aseguran que en medio de las dificultades resurgirán de los escombros.

Los Municipios Somos La Patria