LAS MUNICIPALIDADES CONMEMORAN SUS GESTAS HISTÓRICAS

7-batalla

El Libertador Simón Bolivar, fue la figura central de la batalla de Ibarra, que se escenificó alrededor de la histórica piedra chapetona. También, Guayaquil conmemoró su fundación, mientras Paute, Pucará, Chilla  y Palestina, celebraron su cantonización.

Entre disparos y consignas de triunfo ingresan las tropas realistas a Ibarra. El Ejército comandado por el coronel colombiano Agustín Agualongo, flamea la bandera española, mientras los soldados se vanaglorian con el repliegue del Libertador Simón Bolívar. Con la complicidad de Agualongo, mujeres y hombres ibarreños son maltratados. Hay embriaguez, saqueo y despilfarro…

Esta escena fue recreada por un grupo de teatro, a propósito de la conmemoración de los 189 años de la Batalla de Ibarra, con la colaboración del Grupo de Caballería Yaguachi. En las orillas del río Tahuando, lugar del evento, alrededor de la histórica piedra chapetona, participaron más de 150 soldados montados a caballo y 75 civiles.

Desde la tribuna, Jorge Martínez, alcalde de Ibarra y Presidente de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME), observa con atención al «Libertador» planeando el ataque y luego junto al Ejército emprende la marcha en busca del enemigo.

A su paso por el sector de Yacucalle solo encuentra a cuidadores de las caballerizas, uno de ellos es fulminado, mientras dos hombres heridos huyen y alertan a Agualongo. El militar incrédulo sube a la torre de la Iglesia de Jesús para verificar los sucesos, posteriormente reúne a su gente y acude a verificar el asesinato.

Sin pruebas contundentes, los soldados realistas se retiran llevándose cantidad de cosas producto del saqueo, otra realizan disparos tratando de imponer su presencia, no obstante las tropas libertarias se preparan para el segundo encuentro.

La Batalla en el Tahuando ha comenzado. El Libertador Simón Bolívar, subido sobre la piedra chapetona, arenga a sus soldados e iza una gran bandera tricolor: amarillo, azul y rojo. El triunfo es para el Libertador, para entonces los derrotados realistas se rinden y Agualongo es capturado.

Según los archivos históricos que reposan en el Gobierno Autónomo Descentralizado de Ibarra, el 15 de julio de 1823 Simón Bolívar llega a Tabacundo (Pichincha) y el 17 de julio, avanza por El Abra y se dirige hacia Ibarra.

El descuido de Agualongo contribuye a la derrota, sus soldados embriagados no se percatan de la estrategia militar del Libertador, quien apenas acompañado de su ayudante de campo y de ocho guías se desplaza por la ciudad.