Cayambe, la Capital Mundial del Bizcocho

CAYAMBE, Pichincha.- El origen de este bocadillo, aún está en discusión en este cantón, tomando en cuenta que algunos artesanos reconocen que el uso del concepto de la receta original es una estrategia para atraer clientes. En Cayambe existen alrededor de 70 locales de venta de este tradicional producto.

Vale recalcar, que todos los negocios se autopublicitan con carteles o vendedores a pie, incluso dan a conocer sus características de preparación y sabor.

Por este motivo visitamos el local de Don Rafael Méndez, ubicado a un costado del cementerio, es un sitio muy concurrido por su atención atenta y cordial, pero sobre todo por lo llamativo del lugar.

Al entrar a la fábrica de bizcochos se puede sentir y percibir el olor a ese exquisito panecillo, aparte del inmobiliario característico de una cafetería, a un lado se aprecia un horno a leña, envolturas y masas de harina que preparan 3 personas para luego exponerlas al fuego y tener el tan apreciado aperitivo.

Muchos compradores de este producto comentan que los mejores son los “Bizcochos San Pedro”, ubicados en el centro de Cayambe y administrado por el sacerdote Rafael Méndez, asegura que su negocio es el único que elabora los bizcochos en horno de barro y con leña de eucalipto, de manera artesanal.

“Eso le da un sabor distinto. Además, somos los más famosos porque el cliente puede observar la preparación de los bizcochos” señaló el Padre.

Otro de los dueños de este tipo de negocios es Jorge Espín, tiene su tienda desde 1980, e inició con la elaboración enhorno de leña y luego lo cambió por un horno más moderno, a gas; esto debido a que la cocción era más rápida. Espín, explicó que por la alta competencia las ganancias para él han disminuido, pues la mayor parte de personas en este cantón tiene este tipo de negocio.

La avenida Natalia Jarrín, es la calle donde se sitúan la mayoría de los locales. Uno de ellos es el de Fanny Burgos, quien además de vender bizcochos, ofrece productos artesanales como nata de leche, chocolate,  yogurt, café y el queso de hoja.

Según varias crónicas históricas estos panecillos, tendrían origen español -francés que ganaron espacio gastronómico en 1928, cuando el ferrocarril llegó por primera vez a la zona norte. Se oían las voces de jóvenes que promocionaban en los vagones bizcochos, queso de hoja y huevos duros, cuenta la historia.

Para los visitantes como Henry Caiza, los bizcochos cayambeños son los más exquisito. Cada vez que visito este hermoso lugar hago una parada técnica en la cafetería de San Pedro y me llevo algunas fundas de este producto para mis familiares; pues son sabrosos con chocolate, reiteró.

DATO: El 02 de Octubre de 1995, el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural y el Ministerio de Educación, declararon a este cantón de la provincia de Pichincha como: “CAYAMBE CIUDAD PATRIMONIAL”.