GOBIERNO MUNICIPAL DE ORELLANA Y EMBAJADA ALEMANA COORDINAN ACCIONES DIRIGIDAS A LA CONSERVACIÓN DEL PARQUE DE RESERVA DE BIÓSFERA DEL YASUNÍ

YASUNI

YASUNI 2Durante cinco años se invertirá 40’000.000, 00 (cuarenta millones de euros) en proyectos dirigidos a la reducción de la pobreza, conservación del Parque de Reserva Nacional Yasuní y los derechos de la población nativa.

Como parte del programa de cooperación que la municipalidad mantiene con la Embajada  de la República Federal de Alemania, se mantuvo  una reunión con una delegación de este país con la primera autoridad municipal, Abogada Anita Rivas Párraga, quien explicó la realidad social y económica del cantón Francisco de Orellana.

“En materia de cooperación internacional este municipio tiene varias experiencias” sostuvo la Alcaldesa, refiriéndose al programa de las Naciones Unidas que hasta el año pasado se ejecutó en el cantón. “Que los dineros sean bien invertidos y no como la anterior delegación de cooperación que se gastaron los recursos en consultorías y en altos sueldos de los funcionarios y técnicos que contrataron. Tampoco tomaron en cuenta la participación de los gobiernos locales, además los proyectos no fueron sustentables”, indicó la autoridad. Por tales razones, pidió la participación de acuerdo a las competencias, así como un trabajo conjunto que permita beneficiar a la población que se encuentra en el parque Yasuní, habitado por comunidades Kichwa, wuahorani y los pueblos en aislamiento voluntario.

La delegación alemana indicó “el Gobierno de la República Federal Alemana, ha decidido realizar otro procedimiento para que los fondos lleguen directamente a la biósfera de reserva del Yasuní,  invertidos en proyectos concretos tomando en cuenta las necesidades de participación de la población local”.

Los ejes en los que se trabajará serán, reducción de la pobreza, conservación del parque de reserva nacional Yasuní y los derechos de la población nativa. Para lo cual se tiene previsto ejecutar  un plan de inversión por alrededor de  cuarenta millones de euros  durante cinco años.

Entre las acciones inmediatas la Embajada Alemana resolvió abrir  una oficina en Coca, para coordinar con los gobiernos locales la atención de los proyectos a ejecutarse con la participación de la ciudadanía.