La Segua, el encanto natural de Chone

La ciénaga La Segua, ubicada en la parte alta del estuario del río Chone y favorecida por la confluencia de los ríos Carrizal y Chone, exhibe 164 especies de pájaros, de las cuales 22 son migratorias. Con alrededor de 1700 hectáreas de biodiversidad es uno de los mayores atractivos de Chone y del país.

El humedal la Segua es el hogar de 164 especies que agrupan aves, reptiles y mamíferos; además, es el sustento directo para más de 100 familias que se benefician de esta zona húmeda a través de la pesca y, es un atractivo turístico para el país. Ocupa el quinto lugar entre los 19 humedales del Ecuador y se encuentra en la lista de la Convención Ramsar (iniciativa para proteger ecosistemas en la que fue incluido este humedal, en el año 2000).

En la página de la Convención Ramsar se menciona que alrededor de La Segua viven unas 1700 personas que practican la pesca, agricultura y ganadería, y cuyas prácticas podrían estar asociadas a los incendios que se registran en el sector. Pero este ecosistema también está amenazado por la construcción de piscinas camaroneras que impiden el paso del agua al humedal y que podrían ser los responsables de los incendios, como parte de la ampliación de su área de trabajo.

La culminación de la construcción del canal que alimentará de agua al humedal La Segua cuenta con 10 metros de ancho por 90 de largo, transportará alrededor de 0.456 metros cúbicos por segundo de agua a la ciénega desde la represa Río Grande, para lograr la preservación de especies de flora y fauna y la restauración ecológica del área. Esta es una obra ejecutada por el Gobierno Provincial de Manabí, con el apoyo técnico y autorización del Ministerio de Ambiente.

Los humedales, son ecosistemas fundamentales, ya que tiene diferentes cualidades como son: evitar inundaciones en las épocas lluviosas, además de tener un importante rol en la mitigación del cambio climático; así como la habilidad de almacenar agua en la época seca.

La Segua espera por ti: hay un abanico de opciones para disfrutar del mejor turismo comunitario.

DATO: La Segua está conformada por un pantano central permanentemente anegado y una extensa llanura que se cubre de agua en la estación lluviosa, desde diciembre hasta abril. Hace más de 40 años, en el humedal había caimanes, los que desaparecieron por la caza indiscriminada.