Imbabura, hermosa provincia azul

IBARRA, Imbabura.- Imbabura, provincia  ubicada al norte de la capital de los Ecuatorianos, tiene una gran riqueza natural y turística en sus seis cantones. Otavalo, Cotacachi, Antonio Ante, Ibarra, Urcuquí y Pimampiro; paisajes de ensueño que sirven  de inspiración para cantantes, escritores, poetas, pintores; quienes los plasman en sus obras parte del tesoro local.

Este territorio es conocido como la Provincia Azul del Ecuador, su nombre se debe a los hermosos espejos de agua que se encuentran en diferentes cantones. Son más de una veintena de atractivas lagunas y lagos que son un imán para los turistas.

Solamente en la zona alta de la Reserva Cotacachi- Cayapas se registran 13 lagunas permanentes que son las que durante todo el año permanecen con agua. Una de ellas es Cuicocha, conocida también como la laguna de los Dioses o arco iris, significado kichwa,  y que está al pie del volcán Cotacachi; las otras 12  son parte del complejo lacustre Piñán, que se encuentran en el Geositio, como parte del Geoparque Imbabura.

En estos espacios los amantes de la naturaleza pueden practicar senderismo, camping, pesca deportiva, cabalgatas, observación de flora y fauna, fotografía, entre otras.

En esta Reserva, adicional a estos espejos de agua permanentes, hay 6 lagunas estacionarias, es decir que se forman en época lluviosa.

Lo más visitado

Una de las primeras zonas para visitar al llegar de Quito a Imbabura es Mojanda,  custodiada por el Fuya Fuya, en donde se encuentran tres lagunas: Caricocha, Huarnicocha y Yanacocha, sitios en los que se puede disfrutar  de cabalgatas, caminatas por senderos, pesca y además brindan espacios ideales para acampar y en los que se pueden disfrutar de los variados colores que poseen estos espejos de agua que van de  azul verdoso, amarillo y negro.

Transitando por la principal vía Panamericana E 35, un hermoso e impresionante paisaje  recibe a los visitantes. Se trata del lago San Pablo, conocido también como Imbacocha,  con un área de 7 kilómetros cuadrados y en el centro  tiene 48 metros de profundidad.  Es considerado, dentro de la cosmovisión indígena, como un importante centro de energía y un espacio de rituales andinos.

Uno de los paisajes que se pude disfrutar desde el lago es el volcán Imbabura. Los  aventureros tienen la opción de caminar por hermosos senderos, estar en miradores naturales, visitar los lugares artesanales en los que los lugareños se dedican a realizar hermosos elementos con totora, efectuar recorridos en lanchas por las frías aguas del lago y, además, disfrutar de platillos gastronómicos típicos del Valle del Amanecer.

Continuando el viaje, se puede ingresar al cantón Cotacachi, en donde se encuentra la laguna de Cuicocha, otro de los lugares considerados sagrados en el mundo andino, que se formó en un volcán activo anteriormente En el centro de este hermoso lugar  están dos islotes: Teodoro Wolf y José María Yerovi, en medio de ellos el canal del ensueño, por el que se pude pasar en lancha. Además, se puede hacer una larga caminata alrededor de la laguna, desde donde se divisan paisajes indescriptibles.

A dos horas de la ciudad de Quito, en Ibarra está la reconocida laguna de Yahuarcocha (lago de sangre), rodeada de lomas y miradores naturales; cuenta con  el autódromo José Tobar, que era el escenario para la realización de competencias automovilísticas nacionales e internacionales.

Yahuarcocha es considerado uno de los centros turísticos más importantes de la provincia de Imbabura, al que cada semana llegan miles y miles de personas. Se pude realizar pesca tradicional, paseos en canoa y en sus alrededores hay decenas de puestos de comida que ofrecen deliciosos pescados al horno o fritos.

Pero las opciones para conocer hermosos espejos de agua en Imbabura siguen: Cubilche y Cunru; Puruhanta, Donoso y Yanacocha, son, entre otras, las alternativas para visitar en familia o con amigos: cada uno de estos espejos de agua brindan postales extraordinarias y únicas, con sorpresas fascinantes a cada paso, haciendo de Imbabura, con sus seis cantones, una provincia mágica.

No dude en visitar estos lugares que son grandes reservas de agua natural con imponentes paisajes andinos, que realzan la belleza de la Sierra ecuatoriana y que hacen enamorarse más del Ecuador.