Los “maitos del yasuní, entre sabores y custodios de la vida silvestre

EL COCA, Orellana.- La Amazonía ecuatoriana es una región de ensueño, leyendas ancestrales, magia, llena de mitología, sin embargo, también está llena de sorpresas gastronómicas únicas en el mundo que sorprenden a los visitantes locales, nacionales y extranjeros, siempre hay algo nuevo que descubrir.

La Asociación de Mujeres Challuwa Mikuna, conformada por ciudadanas provenientes de las comunidades ubicadas en la Reserva de la Biosfera Yasuní; llegaron a Puerto Francisco de Orellana para encontrar nuevas oportunidades de vida para su familia, así lo afirma Fernanda Valladares, una de las representantes de la agrupación.

Nos comenta Fernanda que sus actividades gastronómicas empezaron hace 12 años en el 2007, al inicio ofrecían en el menú carne silvestre, pero en el 2010, reorientan su servicio de comidas típicas a productos locales sin el uso de la carne animal de la selva; previamente con la capacitación y sensibilización en el cuidado de la vida silvestre por parte del Programa Yasuní, cambiaron sus platos característicos, sin dejar de lado su técnica ancestral en la preparación de sus alimentos.

Las Challuwas como también son conocidas y que tienen su local de comidas en la calle Camino de Torrano junto al puente del majestuoso Río Napo, en el barrio Unión y Progreso en la ciudad de El Coca (Puerto Francisco de Orellana).

Sin duda alguna, el plato icono de Maitos del Yasuni, es la deliciosa Uchumanga,  sopa tradicional y exótica preparada con carne y vísceras de animales locales o también a base de pescado, acompañado con palmito, verde, hongos, kila, sal y ají.

Italo Olobacha, es uno de los asiduos comensales del lugar que desde hace años se alimenta en el sitio y ha probado todos los platillos preparados con esmero de las dueñas aseguró, incluso, recomendó a los turistas a que lo visiten. Igual Flavio de la Cruz, es un cliente que degusta de todo, desde el maito de tilapia hasta el de pollo, es recomendado por su excelente atención y su gastronomía que es de primera, dijo.

Por su consistencia, es el complemento ideal de los viajes porque aporta con la energía y vitalidad necesaria para enfrentar el ajetreo diario. Se añade agua, carne y se convierte en un gran alimento para esas largas jornadas de exploración por la selva y los ríos de la región amazónica del país.

En el Ecuador existen leyes que protegen la vida silvestre, según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su Art. 247, dice delitos contra la flora y fauna silvestres, la personas que caze, pesque, capture, recolecte, extraiga, tenga, transporte, trafique, se beneficie, permite o comercialice, especímenes o sus partes, elementos, productos o derivados de la flora o fauna terrestre o marina, de especies amenazadas o en peligro de extinción o migratorias, será sujeto de sanción de 1 a tres años con pena privativa de su libertad.

En el 2017, esta Asociación de Mujeres Kichwa, inauguró el primer Restaurante Ancestral Amazónico Gourmet “Maitos del Yasuní”

Además, el lugar está lleno de naturaleza, imágenes de seres de la naturaleza, hojas de wayusa, productos que agrícolas que ofrecen al visitante, con un menú variado de platos a base de productos que cultivan en la localidad y de carne de res y de aves de corral.

Además, en los árboles ubicados alrededor del comedor se pueden observar con suerte  grupos de monos que juegan entre las ramas, esto es único en la Amazonía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *