Patate alista celebración religiosa del Señor del Terremoto

PATATE, Tungurahua.- Con el lema “Con tu bendición Señor danos el sí de nuestra vocación” este 2019 será 221 años que se celebra esta fecha significativa para los patateños, donde recuerdan el hallazgo de la imagen del Señor del Terremoto. Con el tiempo, esta conmemoración se volvió una fiesta religiosa que atrae miles de turistas a este cantón de la provincia de Tungurahua.

Según la historia se dice que a los pocos días de un terremoto ocurrido el 4 de febrero de 1797, un labrador encontró entre las ruinas la imagen intacta del Señor del Juicio, que está sentado y mide alrededor de 1,40 metros, en el sector conocido como Patate Viejo.

El sacerdote de esa época, fray Mariano García, junto con el pueblo, decidieron dedicarle el 4 de febrero o el primer fin de semana del mes de febrero a venerar a los que llamaron el Señor del Terremoto.

Jorge Vega, primer personero municipal, agregó que el festejo es parte de la identidad de los patateños, que incluso a través de ordenanza es patrimonio cultural intangible cantonal.

Esta conmemoración es la expresión de fe, devoción, tradición y comprometimiento patateño para realzar de diversos modos el potencial que esta tierra fecunda posee para la región y el país, lo que identifica al cantón es la elaboración diaria de chicha de uva y de arepas de zambo.

La festividad mayor es el 01, 02 y 03 de febrero, para el jueves 10 de enero se desarrollará el lanzamiento oficial de esta fiesta religiosa, fecha que se conocerá las actividades programadas y el Municipio de Patate iniciará la promoción con la agenda de medios para estos días simbólicos e históricos.

Para impulsar esta remembranza, José Vega, alcalde de Patate; Raul Contrera, párroco de la ciudad; Marco Gomez, presidente del Comité de Desarrollo Humano y Social del Señor del Terremoto; Karen Tamayo, Reina del cantón, recorrerán medios de comunicación locales y nacionales, evidenciando así cuan productivo es el Valle de la Eterna Primavera como por ejemplo las frutas de la localidad, plantas, arepas y el vino de uva además de un grupo mostrando los colores e identidad del sitio.