Redes de esperanzas en Chamanga

RED

Es lo que nos enseña Ricardo Castro Benítez, pescador artesanal con 20 años de experiencia y uno de los tantos afectados por el terremoto del pasado 16 de abril, que decidió continuar con la profesión que le ha permitido vivir durante 2 décadas.

El amor a su familia fueron suficientes para no dejarse amilanar por las secuelas del sismo, 4 días después del desastre, no pudo quedarse de brazos cruzados y dejar de producir, con firmeza inició a tejer sus redes que, junto a otras que ya las tenía, le permitió retomar su trabajo y solidarizarse con quienes necesitan de su apoyo.

¡Yo puedo llevar a pescar a cualquiera de mis compañeros! hasta que vuelvan a comprar sus redes, por ahora podemos ayudarnos entre nosotros, manifestó el chamangueño que a diario le hace frente, con trabajo, a la catástrofe vivida en abril. “Le digo a la gente que busque la forma de reactivar su economía, y no esperar que lleguen las cosas”

A decir de Castro, el 80 % de sus compañeros retomaron la actividad pesquera, mientras que los demás se sienten impotentes al no poder hacerlo, pues lo perdieron todo y no cuentan con recursos para adquirir las herramientas de trabajo; sin embargo, insta a seguir luchando por la tierra que los vio nacer, crecer y desarrollarse.

El amor a su patria, hace que este compatriota nos dé un gran ejemplo de carácter, firmeza y solidaridad, pues simplemente somos así los ecuatorianos; no importa cuántas veces el país se caiga a pedazos, siempre estaremos para levantarlo.

Los Municipios Somos La Patria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *