Chordeleg promociona atractivos que enamoran a sus visitantes

Chordeleg se encuentra ubicado en la cuenca del río Santa Bárbara, en la provincia del Azuay, a 45 minutos de la ciudad de Cuenca. Cuenta con una vía de acceso de primer orden, donde además de ofrecer exclusivas joyas, cerámica, paja toquilla y calzado; invita a propios y extraños a disfrutar de sus hermosos paisajes naturales.

Quienes visiten este cantón deben utilizar siempre mascarilla, respetar el distanciamiento social, usar alcohol desinfectante y lavarse las manos; esto como parte de las medidas de bioseguridad que debemos seguir todos los ciudadanos.

A continuación se detallan algunos de los atractivos que los turistas nacionales e internacionales pueden disfrutar durante su visita a esta hermosa ciudad:

El Museo Municipal, reubicado en el Centro Cultural Obrero (calle Eduvides A. Serrano y Guayaquil), podrá visitarlo para apreciar una increíble y selecta muestra que describe la historia de Chordeleg, enraizada en las artesanías elaboradas por las hábiles manos de artesanos reconocidos por su talento a nivel nacional e internacional.

En el Mercado Municipal, ubicado a 2 cuadras del Parque Central, podrá degustar frutas y hortalizas de la temporada y platos típicos de la zona como: chancho hornado, sancocho, fritada con mote pelado, llapingachos, morocho con tornillas y humitas.

La Feria Artesanal en la Plaza Central José María Vargas, que se desarrolla cada 15 días, en la cual un grupo de artesanos, de diversas áreas, ofertan sus productos a la ciudadanía, a increíbles precios.

Pensando en cada uno de los ciudadanos y visitantes, todos los locales comerciales, talleres artesanales, los servicios de hotelería y restaurantes cumplen con los protocolos de bioseguridad establecidos.

Otra alternativa es disfrutar de sus paisajes naturales en el Parque Ecológico de Porrión, las orillas de Tamaute, el río Zhío, y sus encantadoras parroquias rurales de Principal, Delegsol, San Martín de Puzhío y La Unión.

DATO: Chordeleg o “Chorro de Oro” como algunos lo llaman, es un próspero cantón que espera la visita de todos quienes busquen conocer la inmensa riqueza artesanal del Austro ecuatoriano y descubrir, además, la maravillosa naturaleza de esta región.