Wayusa Upina: Una tradición ancestral que se mantiene hasta nuestros días

Tena, Napo.- Mientras unos duermen; en las comunidades kichwas del Alto Napo, otros inician sus labores, son las 03h00, en la localidad de Killuyacu, y en su coliseo hay una concentración de personas y el ambiente huele a wayusa hervida; está por empezar la ceremonia ancestral de la Wayusa Upina, un rito que realizan los nativos de la Amazonía desde tiempos inmemoriales. Este ceremonial se inicia antes de realizar sus actividades agrícolas, pesca o de caza.

Antiguamente esta actividad la realizaban desde las 03h00, pero para muchos amazónicos la preparación empezaba a partir de las 02h00, hora propicia para planificar el trabajo del día, contar y descifrar los sueños.

Cuatro ollas gigantes, en medio de fogones a leña hierven el agua donde luego se colocará la hierba. Betsy Andi viste su traje tradicional del pueblo Kichwa, y con paciencia de madre llena cuidadosamente los pilches con el líquido. Explica que son las mujeres las encargadas de preparar la wayusa y repartirlo primero a los hombres y luego al resto de la familia.

Para casi todos los que viven en la provincia de Napo, tomar wayusa es una costumbre cotidiana, pero el ritual de la Wayusa Upina no es simplemente tomar la infusión, sino que representa mucho más.

Jacobo Andy, técnico de turismo del municipio de Tena, destaca la importancia de este tipo de costumbres, que integran a los pueblos autóctonos con la sociedad, y que permiten compartir sus costumbres y tradiciones. “Nuestra idea es dar a conocer la riqueza cultural que conservamos”, dijo.

Manuel Shiguango, miembro de la comunidad Kichwa explica que el objetivo de la celebración es rescatar costumbres que poco a poco han ido perdiendo significado. “Esta bebida era tradicional de nuestros ancestros y era muy importante porque daba energía y ánimo para trabajar. Ahora mucha gente bebe la guayusa y no saben el valor histórico. Por ello, muchas comunidades tratamos de mantener esta tradición para que no desaparezca”, señaló.

En Killuyacu (Misahualli) a 20 minutos de la capital provincial Tena, mujeres mayores y esposas preparan la wayusa (en vocablo kichwa), que es una fuente de energía natural preparada como infusión que le revitaliza a los hombres para mantenerse activo todo el día.

En las comunidades indígenas del Alto Napo, los rituales son cuidadosos y únicos. Los hombres mayores son los que están a cargo de las limpiezas shamanicas que consisten en deshacerse de las impurezas, malas energías y comportamientos negativos de sus integrantes, sean hombres o mujeres, jóvenes o viejos.

Untar los ojos con ají molido y tabaco son muestras de castigo y limpieza del alma como lo manifiestan ellos, es una costumbre poco conocida. El ardor los puede dejar sin visión por una hora a quienes se someten a esta dura prueba. Después del ritual viene la celebración para un nuevo día cargado de energías, sintiéndose totalmente rejuvenecidos.

La gastronomía amazónica es parte de esta ceremonia ancestral, pues no puede faltar el Chontacuro, gusano que crece en las raíces de las palmas de chonta, planta que crece en la selva, el mismo que es cocido en fuego a leña y consumido naturalmente, acompañado con un caldo de gallina criolla, ensalada de vegetales cargadas de proteínas; luego se reparte la chicha, cuya preparación tiene algunas costumbres que han ido cambiado con el paso del tiempo, este acto ceremonial es un baño de cultura ancestral por lo cual sus involucrados luchan para que no se pierdan estas raíces.

DATO: La guayusa (wayusa en vocablo kichwa), es una planta de la selva amazónica ecuatoriana. De ella se utilizan sus hojas en infusiones y bebidas por sus grandes propiedades estimulantes.