Arqueología y naturaleza, la combinación perfecta de Palanda

Palanda, ZAMORA.- El cantón Palanda, de la provincia de Zamora Chinchipe, es poseedor de una invaluable riqueza natural, cultural y arqueológica que sobrepasa los 5.500 años de antigüedad.

El “Corazón de Chinchipe” nombre con el que también se conoce a Palanda, tiene un clima diverso que va desde el sub tropical húmedo, cálido templado y frío templado, lo que permite que su gente se dedique al cultivo de café, a la ganadería y agricultura.

La riqueza natural, arqueológica y cultural sumada a la amabilidad de los palandenses, han hecho de este cantón un destino turístico predilecto por visitantes nacionales y extranjeros. Entre los lugares turísticos que cuenta este cantón oriental están:

Centro Arqueológico Santa Ana – La Florida.- donde reposan los vestigios de una de las civilizaciones más antiguas del mundo (civilización Mayo–Chinchipe–Marañón) con más de 5500 años de antigüedad, espacio donde según historiadores se guarda celosamente los misterios del origen del cacao fino de aroma.

Cascada San Luis.- La cascada San Luis, tiene una caída de 25 metros de altura, se forma en el río que lleva el mismo nombre, en la parte baja de la cascada se encuentra una laguna de 30 metros de diámetro, donde los visitantes pueden disfrutar de sus aguas cristalinas.

Se ubica en la parroquia El Porvenir del Carmen y está rodeado por paredones de piedra que tienen más de 30 metros de altura y forma parte del territorio del Parque Nacional Podocarpus.

Aquí se puede disfrutar del turismo de aventura, gracias a que existe una tarabita que es utilizada para el traslado de personas, en el lugar también se hace ecoturismo, es decir observaciones e interpretación de la belleza escénica del sector y recreación.

Cueva de Los Tayos.- Este lugar se ubica en la parroquia El Porvenir del Carmen a una distancia de 25km desde la cabecera cantonal, el acceso a las cuevas se realiza por un sendero ubicado a pocos metros de la cascada “San Luis”. En este trayecto el visitante puede disfrutar a plenitud de la riqueza de flora y fauna del cantón.

La denominada “Cueva de los Tayos” lleva este nombre por el ave conocida como “Tayo” que se encuentra por sus alrededores y que anida en este mítico lugar.

Según los conocedores de estos territorios, las cavernas son poseedoras de una magia interior, donde quienes acuden al lugar pueden explorar de estas formaciones que tienen cerca de 300 metros de profundidad.

Además, en estas cuevas se puede encontrar estalagmitas, montículos conformados por bicarbonato de calcio y sodio, las que se van descomponiendo por la filtración del agua existente en el lugar, dejando figuras con detalles únicos y que llama la atención de los visitantes.

Cascada de Fátima.-La majestuosa cascada Fátima, tiene una caída de agua de aproximadamente 20 metros de altura, que forma una pequeña laguna con un diámetro de tres metros de ancho, el agua es cristalina y de temperatura agradable, se encuentra a pocos minutos de la vía principal.

En el lugar hay una cabaña, donde los turistas tienen la posibilidad de hacer camping o preparar sus propios alimentos.

Cuartel del Inca.- A 10km de Palanda, en el sector conocido como Calima existe una antigua formación rocosa conocida con el nombre de “La Fortaleza del Inca o Pucará”, lleva este nombre por la imponencia de su estructura y lo estratégico del sitio donde está edificado, lo que hace pensar en una fortaleza casi impenetrable.

Este lugar lleno de historia se encuentra a 1.800 msnm, aquí se encuentra la figura de un caracol edificado con piedra que, en su parte central y más alta, hay una especie de altar con un diámetro de 50 metros.