La Diablada Pillareña, una tradición que se empodera del centro del país

PÍLLARO, Tungurahua.- Del 01 al 06 de enero en el cantón Píllaro se revive la tradición de la “Diablada Pillareña” festividad ancestral cuyos orígenes se remontan a la época colonial evocando la rebeldía indígena y mestiza contra la religión católica impuesta por los españoles.

Tradicionalmente los diablos de Píllaro son los personajes populares de esta fiesta, sus máscaras, elaboradas de forma artesanal en un molde hecho en bloque de tierra a la que se le adhieren varias capas de papel couche empapadas de engrudo y se las deja secar al sol para que se enduren, van tomando diversas y coloridas formas a las que se les agrega cuernos y dientes de animales como cabras, venados, corderos, toros.

Por su parte los turistas disfrutan de coloridas vestimentas, danza autóctonas, además de increíbles máscaras en una gama variada de color en la que sobresalen las tonalidades rojo y negro.

Durante estos días, las calles de la ciudad se llenan de vida, color y alegría, además del baile y bandas de pueblo quienes al son de sanjuanito, saltashpa, tonada, pasacalle acompañados de guarichas y capariches representan su cultura y tradición.

Esta festividad es considerada Patrimonio Cultural Intangible del Ecuador desde enero de 2009, tradición mágica en la que participa toda la comunidad del cantón tungurahuense deleitando a los turistas locales y extranjeros, mismos que se disfrazan para bailar y gozar junto al pueblo los días de festividad.

Les compartimos los horarios de ingreso y salida de los recorridos también los sitios de referencia para los trayectos:

DATO

Históricamente se cuenta que la Diablada comenzó durante la época de la colonia, en la cual, como forma de rechazo a la tradición cristiana que los españoles deseaban implantar en el pueblo nativo, los indígenas representaban a los Reyes Magos como diablos, algo que para los españoles era pagano, durante sus fiestas.

¡Compártelo!

Otras noticias de INterés