La guayusa tiene marca amazónica propia

TENA, Napo.-  Tena, conocida como la “Capital de la Wayusa” hace honor a su denominación porque desde sus entrañas naturales germinan los árboles de tan apreciada planta desde tiempos ancestrales; muy pocos la conocen, pero al llegar a la ciudad sin necesidad que la presenten, la conocerán en cada sitio que visiten, les brindarán una jarra o vaso de esta bebida, incluso en actos protocolarios y oficiales.

Es una hierba con historia y tiene un papel especial en la cultura indígena amazónica del Ecuador. Existe una tradición o rito entre las familias autóctonas, que describe que “antes de la salida del colibrí” (03h00), beben la infusión para mantenerse activos y con energías, durante todo el día, en su jornada diaria de labores.

La Guayusa tiene similitud con el café, té o mate, pero no es igual, más bien ésta proporciona un balance de minerales, vitaminas, antioxidantes y cafeína, sin los efectos adversos que generalmente provocan este tipo de bebidas ricas en cafeína.

Su composición con cafeína es liberada lentamente, lo que ayuda a promover la energía sin el impacto que genera una gran cantidad de la misma de golpe. El sabor de la guayusa es agradable, suave, con un delicioso aroma y algo dulce.

Rocío Andi, mujer kchwa de la comunidad de Atacapi de Juan de Moyuna, junto a varias mujeres de la localidad, se dedican al cultivo y procesamiento de la planta desde hace varios años. Agregó que la actividad agrícola que realizan tiene como meta rescatar la cultura de los pueblos amazónicos a través de la siembre y cosecha de la guayusa; igualmente aseveró- que se han agrupado para conformar una empresa que les ayude a salir adelante con el cultivo de la planta ancestral.

Para los habitantes de las etnias amazónicas, representa algo importante porque es una planta con valor agregado que demostrará al mundo que esta flora es originaria de esta región natural.

Asimismo, comentó Rocío Andi, que la asociación de féminas kichwas, tiene 5 hectáreas sembradas, con lo que quieren lanzar el mensaje que es hora de beber un producto cien por ciento natural que beneficia a la salud de quienes la consumen.

Asimismo, la emprendedora kichwa, manifestó que el árbol,  debe cuidárselo como a un niño, porque de esta forma se conseguirá un producto de alta calidad sin químicos que afecten a la naturaleza; de esa misma forma resaltó, el apoyo incondicional que les brinda la Universidad Ikiam, en torno al cuidado y fortalecimiento del cultivo.

Uno de los estudiantes de Biotecnología que realiza el control y cuidado de las plantaciones de Guayusa en Tena, Paul Quiñonez, dijo que sus investigaciones sobre la  guayusa, las ejecutan bajo normas ancestrales, utilizando técnicas agroecológicas, para manejarlas de forma integral y de esta forma se beneficie a la comunidad y al ambiente.

La finca que pertenece a Rocio Andi, fue donde se realizaron los estudios,  en un área de 40 metros cuadrados, donde se encuentran 98 árboles. Aquí se determinó que la calidad de las hojas, eran diferentes y superiores a las de otras plantaciones, porque tenían elevado contenido de vitaminas, proteínas, considerando que estos cultivos estaban asociados con otras especies, según este estudio.

Los investigadores universitarios sugieren que no se hagan monocultivos de guayusa porque perjudica a la planta que pierde todo sus nutrientes naturales. Recalcaron que la que se siembra con técnicas ancestrales ecológicas dan buenos resultados en 6 meses, pero si lo efectúan en 3 meses se perderá todo valor.

A pesar que pocos conocen a esta maravillosa planta, ésta ha formado parte de la cultura y economía de la región amazónica ecuatoriana desde hace más de 2.000 años y es cultivada en pequeñas fincas locales.