El Chaco celebra sus 30 años con obras

EL CHACO, Napo.-  Duval García, alcalde de El Chaco, cuenta que desde que se sentó en el sillón municipal, su propósito fue coordinar acciones conjuntas a fin de fortalecer los proyectos urbanos que contribuyan al desarrollo del cantón. A propósito de los 30 años de cantonización, que se cumplen este 26 de mayo, el jefe del cabildo hace un recuento de los logros alcanzados.

García comentó que para este año se tiene como noticia la canalización de una serie de obras como el mejoramiento de las vías cercanas a los centros de estudios, barrios y parroquias; espacios de distracción familiar; vías de acceso a zonas rurales; y puentes para sacar la producción agrícola de los campesinos a los centros de acopio.

Indicó también que se realizan arreglos en lo que será el nuevo boulevard y en la entrada del cantón; así mismo informó que han conseguido un crédito del BDE para la compra de maquinaria (dos volquetas y una retroexcavadora) y un financiamiento para el proyecto de alcantarillado en la parroquia Linares y para Oyacachi.

Además, dio a conocer que a través de la Empresa Pública de Agua Potable de Quito, se realizan los estudios para el mejoramiento del Sistema de Agua Potable para el cantón; pues se prevé repotenciar y mejorar una planta de tratamiento que ya existe.

Los estudios y reparación de esa planta, son financiados por la empresa de agua potable quiteña por un monto de 600 mil dólares, como compensación del agua que llevan desde las fuentes del cantón, indicó el alcalde García.

El primer personero municipal recordó que El Chaco cuenta con un presupuesto de 3 millones 500 mil dólares, de los cuales el 90 % se manejan en contratos directos. Aseguró que la fórmula que les ha dado resultado es el trabajo comunidad-municipio; con el que la entidad pone los materiales y la técnica, y los ciudadanos aportan con la mano de obra.

El alcalde García hizo un llamado a los ecuatorianos para que visiten la ciudad, que cuenta con múltiples riquezas como paisajes, ríos, sus costumbres, cultura y gran gastronomía; además de un microclima variable y la amabilidad de su gente.