Normalidad en cantones de Galápagos tras levantarse la alerta de tsunami por terremoto en México

QUITO.- Tras la alerta de tsunami para las islas Galápagos, decretada por el Instituto Oceanográfico de la Armada, esta madrugada, por el terremoto de magnitud 8,2 en México, que obligó a la evacuación de los pobladores de los cantones San Cristóbal, Santa Cruz e Isabela, la situación volvió a la normalidad.

Así lo informaron los alcaldes Pedro Zapata (San Cristóbal) y Leopoldo Bucheli (Santa Cruz).

Una vez que se emitió la alerta de tsunami se activó el Comité de Operaciones de Emergencia, como corresponde, y se evacuaron a mil personas hacia sitios seguros en San Cristóbal, dijo Zapata en contacto telefónico con la Coordinación de Comunicación de AME.

Las autoridades en la isla, recalcó, tienen identificado un mapa de sitios seguros para evacuar en situaciones de riesgo, como la registrada esta madrugada.

Agregó que, salvo la preocupación de la población, no hubo novedades que reportar y que la situación ha vuelto a la normalidad.

“La población está tranquila; hubo cierta preocupación en el momento en que se pidió que evacuen, pero la gente ya está más o menos familiarizada con esto”, mencionó el alcalde de la isla y recordó que se han realizado varios simulacros, además de haberse registrado, ya antes, dos alertas similares a la de hoy.

Tanto en el caso de San Cristóbal como en Santa Cruz, se resolvió suspender las clases como una medida de seguridad.

Leopoldo Bucheli, alcalde de santa Cruz, dijo que “a Dios gracias, este fenómeno no nos ha afectado” e informó que se iba a levantar la activación del COE.

En Isabela, después de levantarse la alerta de Tsunami la población continúa con la cotidianeidad, sin mayores novedades que la evacuación de la madrugada, informó Cristina González, comunicadora residente en Galápagos.

“Aquí en Isabela sonó la alarma a la 01:30. Las personas se concentraron en el Polideportivo (avenida 16 de marzo y Los Cactus, en el barrio Loja, de Puerto Villamil). Vehículos de instituciones públicas y propietarios de vehículos privados colaboraron en el traslado y evacuación de los habitantes hacia la zona rural, parroquia Tomás de Berlanga, del cantón Isabela”, informó.

De acuerdo al reporte de la periodista, a las 04H00 las personas evacuadas empezaron a regresar a Puerto Villamil.

Tras la emergencia, la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos levantó la alerta de tsunami tras determinar que no existía una amenaza mayor e informó que en las isla Galápagos se había implementado con éxito los planes de contingencia.