Espacio natural de Sucumbíos declarado como área protegida nacional

SUCUMBÍOS, Sucumbíos.- En un evento especial, desarrollado en la Municipalidad de Sucumbíos, el Ministerio del Ambiente realizó la entrega formal del Acuerdo 065 en el que se declara al Área Ecológica de Conservación Municipal La Bonita- Cofanes- Chingual, como zona protegida y la incorpora al Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Ecuador (SNAP).

La entrega del Acuerdo la realizó Tarsicio Granizo, ministro del Ambiente, a Luis Naranjo, alcalde de Sucumbíos. En su intervención el Ministro dijo que esta declaración  es un  reconocimiento al esfuerzo que moradores y autoridades de este cantón han realizado por creer en la conservación y por cuidar su entorno. “Es la segunda área municipal a nivel nacional que, históricamente, se adhiere al Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Ecuador”.

Expresó que estas acciones en territorio permiten al Estado ecuatoriano contar con más actores estratégicos, para garantizar la conservación de la naturaleza y la soberanía de los ciudadanos.

El Área Ecológica de Conservación Municipal, presenta una variedad de paisajes, lagunas, ríos, cascadas, aguas subterráneas, páramo de frailejones; bosques nublados, húmedos tropical montano, fauna, flora y restos arqueológicos, entre otras riquezas

A través del SNAP, el Ministerio  del Ambiente compromete una inversión de más de 293.000 dólares, mientras que el Municipio de Sucumbíos aportará con un monto aproximado a los 115.000 dólares, para la conservación de este espacio.

El Acuerdo enfoca que el Ministerio, a través de la Subsecretaria de Patrimonio Natural y la Dirección Nacional de Biodiversidades, es responsable del seguimiento, monitoreo y evaluación del Área, cuyo administrador será el Gobierno Autónomo Municipal de Sucumbíos.

Luis Naranjo Sánchez, alcalde de Sucumbíos, explicó que 53.072,65 hectáreas son parte del  Área de Conservación y que el 84,13% de su superficie corresponde a bosque nativo, el 15,5% a páramo y solamente un 0,03% tiene una intervención humana agropecuaria.

“Este Acuerdo significa contribuir con lo más preciado que es la vida de los seres humanos. Conservar el agua, el aire puro y cada una de los rincones de nuestra naturaleza es dejar la mejor herencia para las presentes y futuras generaciones”, expresó Naranjo. El acto finalizó con la presentación de grupos de danza tradicional.