La selva, una farmacia natural

ARCHIDONA, Napo.- La Organización Mundial de la Salud define a la medicina tradicional o ancestral como “el conjunto de conocimientos, aptitudes y prácticas basados en teorías, creencias y experiencias indígenas de las diferentes culturas, usados para el mantenimiento de la salud, o la mejora o el tratamiento de enfermedades físicas y mentales”.

En este contexto Fernando Paz y Miño y José Yumbo, originarios de esta zona, ambos poseen saberes ancestrales en medicina natural, conocen que la selva es una farmacia en estado puro, que ostenta una variada cantidad de medicina para sanar o controlar tal enfermedad; el uno es mestizo habitante del cantón y el otro de orígenes kichwa que aún vive en los alrededores de la selva.

Fernando Paz y Miño, tiene su planta de tratamiento de plantas medicinales que las procesas en polvo para entregarlas en paquetes a laboratorios de medicamentos en las ciudades de Guayaquil, Quito y Ambato, mientras que José Yumbo, entrega sus conocimientos en charlas o visitas que dispensan los turistas extranjeros a su comarca compartida con sus familiares en una de las tantas comunidades indígenas que tiene la provincia.

Paz y Miño desde hace 5 años desarrolla un proyecto emprendedor donde elabora productos naturales que ayudan a sanar dolencias como el cáncer, problemas estomacales, colesterol, entre otros. Productos medicinales como la cúrcuma, la uña de gato, sangre de drago, jengibre, canela, chuchuhuaza, guayusa entre otras, son los que tiene entre su listado. Cuenta con un centro de acopio en Archidona, donde elabora y procesa los productos en estado puro. Invierte alrededor de $20.000 y solo son 6 personas que laboran en la planta.

En cambio José Yumbo, tiene su centro de operaciones en el centro comunitario kichwa Sacha Waysa en la comunidad 9 de junio de la parroquia Cotundo, cantón Archidona. Aquí realiza charlas relacionadas a sus vivencias y conocimientos ancestrales como la medicina tradicional amazónica, para curar lisiaduras y fracturas con la hoja machacada de quibiyuyo que es frotada en la zona afectada; el rimbio, es una planta silvestre contra la tos y gripe. Otras ayudan a curar el colesterol como el colesteron, la guayaba la diarrea y vómitos, ayacara, ayahuascar, entre una infinidad de plantas medicinales que son las medicinas naturales con que cuenta este laboratorio natural de la amazonía.

Un caso concreto es la Cúrcuma, se han hecho investigaciones sobre los fitoquímicos contenidos en esta planta en busca de potenciales efectos en enfermedades tales como el cáncer, artritisdiabetes y otros desórdenes químicos. Como ejemplo de los resultados de esta investigación básica, la cúrcuma redujo en ratones la gravedad de los daños en los pulmones como consecuencia de enfermedades pancreáticas. Algunos estudios muestran que ciertos compuestos de la cúrcuma tienen propiedades anti-fúngicas y anti-bacterianas, pero la curcumina no es uno de ellos.