Ecuador muestra en Brasilia su modelo de distribución de recursos

QUITO, Pichincha.- El nuevo modelo de distribución de recursos para los Gobiernos Municipales del Ecuador, fue puesto en la palestra del Congreso Internacional Municipalista que reúne a representantes de decenas de gobiernos locales de Latinoamérica.

Fue en el marco del panel denominado “Procesos de Descentralización en América Latina y El Caribe, Avances y Desafíos”, como parte del Buró Ejecutivo de la Federación Latinoamericana de Ciudades, Municipios y Asociaciones de Gobiernos Locales (FLACMA), que se desarrolla en la ciudad de Brasilia, Brasil.

Durante el panel, en el que intervinieron Daniel Avecilla Arias, alcalde de Yaguachi y presidente de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas; Mario Rosales, experto en descentralización (Chile); Cristina Rodríguez-Acosta, Directora Adjunta de Programas Internacionales del Instituto de Gestión Pública de la Universidad Internacional de la Florida; y Elena Garrido, consultora de CNM, y Ricardo Hermany, profesor de UNISC, se abordaron temas inherentes a los procesos de descentralización en sus respectivos países, los avances alcanzados, los desafíos enfrentados y la forma de superarlos.

En este contexto, y durante su alocución, Daniel Avecilla Arias, destacó que  los recursos que se entregan a los municipios provienen del ingreso no permanente derivado de los ingresos por el petróleo y de tributos especiales asignados en el Presupuesto General del Estado.

Aseguró que la aplicación de esta ley vigente, duplica los recursos locales que se refleja en las alícuotas mensuales transferidas a los municipios y que los recursos transferidos a los municipios fortalecen la construcción social y desarrollo local a través de los servicios y competencias adquiridas bajo los parámetros de densidad poblacional, extensión territorial, número de habitantes y la eficiencia de la gestión de los recursos por los municipios.

Recordó que entre el 2010 y el 2017, las experiencias de la desconcentración de los recursos y servicio significaron un avance importante para los municipios que les permitió mejorar el control y manejo de los servicios de tránsito y generar recursos a nivel local.

“Es una maravillosa experiencia que llevamos a nuestros hermanos del Ecuador con bases importante para evaluar si estamos en la dirección correcta”, concluyó.