Artesanías desde las entrañas de la selva

FRANCISCO DE ORELLANA, provincia de Orellana.- La artesanía ecuatoriana, es sin lugar a dudas, única por sus coloridos diseños y creativas formas que reflejan la riqueza natural de los paisajes, personas, animales, creencias o mitos que son plasmados con gran habilidad por los artesanos y artesanas.

Una de ellas es María Chiriapa, con 65 años de edad y de origen Shuar, atiende el centro cultural Shuar Awainkir Akinma «Renacer», donde confecciona artesanías variadas. El sitio se encuentra a un costado del malecón de Orellana, en una choza de pambil, caña guadúa, hojas de palma y chonta con cortezas de árboles, a la entrada se puede apreciar la variedad “Joyas naturales” hechas a base de semillas y granos sacadas de las entrañas de la selva como nos indica Doña María con 10 años en la labor, oficio que lo asimiló de sus padres.

A esta artesana shuar, le toma entre tres, cuatro o todo el día convertir a los mullos, bombolinas, asaí shiguango, pepas de árboles y plumas de aves, en hermosos y coloridos aretes, pulseras, collares o adornos; el valor de los oscila entre $1 a $30, dependiendo del tamaño. Por el control del ministerio de Ambiente a las especies vegetales y animales que son sacados de las reservas ecológicas de la región poco utiliza estos materiales.

Turistas y visitantes que se acercan al local, adquieren adornos, trajes típicos, diferentes figuras de flora y fauna, aves, peces, flores, collares multicolores, aretes, manillas, carteras, hamacas, sigras, pulseras, coronas, bolsos, lanzas, flechas y cinturones, etc.

Acostumbro a llevarme un recuerdo de cada ciudad o sitio que visito en mi recorrido por el Ecuador aseguró Carlos Chávez, mientras le compraba un juego de aretes con collar a su esposa Carmen Soriano a un costo de 15 dólares. Parejas como ellos compran variedad de recuerdos en el sitio para llevar a sus familiares y amigos.

Las perchas de madera del lugar están llenas de artesanías con figuras de animales nativos como mariposas, loros, guacamayos, tucanes, tortugas, también existen servilleteros, llaveros, sillas, frutas, jarrones con colores muy vivos y alegres.  María Chiriapa, antes de retirarnos, nos dijo que espera de las autoridades una mejor promoción de la ciudad porque desde la salida de las compañías petroleras, el flujo de turistas ha decaído y la economía se ha visto afectada por ese ritmo poco productivo.