Ex alcalde de Patate se entrega a la justicia

PATATE, Tungurahua.- Alcaldes de varios cantones de Tungurahua, Cotopaxi, Chimborazo y Pastaza, acompañarán al primer personero municipal de Patate, Medardo Chiliquinga, hasta el cantón Pelileo en caravana al final del proceso judicial y ser trasladado al centro de rehabilitación social de Ambato (cárcel) a cumplir una injusta pena de un año por homicidio intencional,

La concentración será a las 14h00, de mañana miércoles 3 de mayo, en Patate y se ha previsto que habitantes del cantón también acompañen a la persona que eligieron como su alcalde, durante la marcha organizada en su respaldo, quienes lo harán vestidos con ropa color blanco.

El pasado viernes, 28 de abril de 2017, el ex Primer Personero Municipal, que desempeñaba sus funciones  desde el pasado 24 de mayo de 2014, recibió por escrito el documento judicial en el que se le advierte que tiene cinco días de plazo para su presentación ante la autoridad competente.

Ante esta situación, Medardo Chiliquinga, señaló que como hombre de bien y respetuoso de la Ley, se presentará mañana miércoles, a las 16:00, en la Unidad Judicial Multicompetente Penal, con sede en Pelileo, sitio desde el que será trasladado al Centro de Detención Provisional que la autoridad ordene.

“Me siento tranquilo, porque tuve el respaldo de todas las autoridades, alcaldes, prefecto y como hombre de bien, honesto, trabajador y sencillo, que estuvo al servicio de la municipalidad de Patate cerca de 17 años, me pondré a disposición de la ley”, manifestó.

Señaló que “al no haber cometido delito alguno y poniendo de manifiesto sus valores inculcados por su familia, se entrega a la justicia”.

El caso

El incidente por el que debe cumplir la condena, ocurrió la mañana del 29 de agosto de 2012 en la comunidad Leitillo. Esa madrugada llovía mucho y esa sería la causa aparente para que un muro de contención construido por la anterior administración de Medardo Chiliquinga se desplomara sobre una vivienda, causando tres fallecidos, todos miembros de la misma familia.

Asimismo de los técnicos Nelson V., Hugo M., y el contratista Segundo S., como supuestos responsables de la edificación del muro.