La fanesca un plato tradicional prehispánico de origen nacional

QUITO, Pichincha.- La fanesca es un plato tradicional del Ecuador que se lo prepara en la celebración de la Semana Mayor que su origen es prehispánico y se remonta años atrás antes de la llegada de los españoles a tierras americanas por eso existen varias creencias y leyendas sobre su origen.

Uno de ellos sostiene que durante la conquista española, éstos trajeron desde tierras europeas un chef francés para crear un plato fuerte como penitencia en Semana Santa o que una tal Juana en un monasterio de Quito inventó el plato y por esa razón al principio fue llamado Juanesca.

Sin embargo, nuevas investigaciones hablan que su origen fue en la época prehispánica con la celebración del equinoccio del mes de marzo y el tiempo de cosecha de granos tiernos. Su nombre original era “Uchucuta” que significa granos tiernos; justamente de estos ingredientes está compuesta la fanesca de arvejas, habas, mellocos, choclo, fréjol, zapallo, zambo que eran cocidos con hierbas y ají, acompañada con carne de cuy silvestre. El sincretismo durante la colonia entre indígenas y españoles permitió incluir otros elementos y simbolos con contenido católico, incluso se le agregó a la presentación gastronómica leche y pescado.

La influencia hispánica relaciona a este plato con la doctrina católica que conmemora la muerte, pasión y resurrección de Jesucristo que lo convirtió como representativo en esa época.

La simbología que le dieron a este exquisito plato durante su preparación es que se utilizan doce granos que representan a los apóstoles y las tribus de Israel y el pescado (bacalao) que personifica a Jesucristo; dentro de nuestro país sobre todo en los Andes ecuatorianos la fanesca viene acompañada de platillos adicionales que de una u otra forma hacen referencia a los apóstoles tales como: molo (puré de papa), sopa de pan, arroz de leche, dulce de higos con queso, dulce de durazno, pristiños o buñuelos con miel, colada de zapallo, chocolate y humitas.

Actualmente este plato está lleno de misticismo por todas las creencias que acompañan la preparación, destacando que esta herencia gastronómica, con el pasar de los años, no se ha perdido. La fanesca es un plato 100% ecuatoriano que en 1882 se consolidó como plato tradicional en el Ecuador.