Ciudadanía se prepara contra contingencias

LORETO, Orellana.- Organizaciones comunitarias Kichwas del cantón Loreto (OCKIL), reciben capacitación para responder ante cualquier emergencia y minimizar el impacto del desastre y pérdidas de vidas, invalidez permanente o afectación socio-económica sobre la salud de los ciudadanos que se encuentran en zonas de riesgos por cualquier fenómeno natural y agentes externos que puedan afectar su integridad.

Uno de los asistentes a estos talleres es Carlos Vásquez, promotor de salud de la comunidad 22 de mayo de la localidad, quién manifestó que “los conocimientos recibidos los pondré en práctica en las charlas de salud, los eventos adversos se pueden suscitar en cualquier momento y todas las personas deben tener un plan de respuesta familiar en caso de una emergencia”, además ha participado en simulacros de terremotos.

El Comité de Gestión de Riesgos del cantón Loreto, conformado por el Cuerpo de Bomberos, líderes de la organización OCKIL y personal de Gestión de Riesgos del GAD Municipal de la ciudad, es la organización que ha capacitado hasta el momento a 40 personas responsables de los grupos focales que cumplen funciones específicas en las comunidades Kichwas como:promotores de salud, jóvenes estudiantes, mujeres líderes y parteras.

El taller se realizó en las inmediaciones del complejo turístico “Las Peñas” y tuvo una duración de dos días. La temática que impartieron los especialistas tenía que ver con prácticas en primeros auxilios, movilización de pacientes y rescate de víctimas en casos de emergencia, como terremotos, deslaves,  inundaciones entre otras.

Jhon Duque, Coordinador de la Unidad de Gestión de Riesgos del GAD Municipal, resaltó la importancia que le están dando a la mesa técnica de seguridad del cantón para preparar al personal que responda a los desastres y emergencias, reduciendo al máximo la improvisación y ser modelos de organización.

Entre los factores que más causan daños se encuentran las actividades humanas, entre las más comunes podemos enumerar la contaminación del medio ambiente, la explotación irracional de los recursos naturales renovables y no renovables como la explotación de bosques y minerales; la construcción de viviendas y edificaciones en zonas de alto riesgo.

Fuente: Municipio de Loreto