La solidaridad llega en bicicleta y recibe a las jorobadas

BALLENAS

En Puerto Cayo, los ciclista por la solidaridad, partieron muy temprano por la mañana para abarcar los 33 últimos kilómetros que separaban a este punto, con la llegada final en el cantón Puerto López; lo que empezó como un sueño en la Mitad del Mundo en Quito, terminó en una realidad en Manabí.

Una aventura que duró 11 días, recorrió 969 kms, tres provincias, 17 cantones y 100 km de pedaleo diarios; llevaban en sus mentes y músculos, un solo mensaje de esperanza; después de la tormenta sale el sol.

En suelo manabita muchas personas más, se unieron a la cruzada, como es el caso de un grupo de deportistas que se habían trasladados, de Guayaquil para unirse en Puerto Cayo, unos metros más adelante varios jóvenes se adhirieron también.

Luego, de subir y bajar, empinados cerros en la vía, y respirar la brisa marina que los observaba, avistaron el bosque que en forma de túnel los abrazaba, seguían prendidos sus motores corporales hasta llegar al malecón del cantón para ser recibidos por una multitud que los ovacionaba y felicitaba.

Cinerman Miranda, alcalde encargado, agradeció el apoyo desinteresado de la AME y de todos quienes, hicieron posible esta iniciativa e hizo hincapié que para levantarse es necesario unir esfuerzos.

Mientras, esto pasaba en tierra, a pocos metros en alta mar, empezaba la danza de las ballenas jorobadas, que al son de las olas, brincaban para coquetearles a sus parejas y unirse para aparearse.

Cayó la noche y alrededor de la playa, autoridades e invitados especiales reunidos en solo lugar, inauguraban la llegada de estos mamíferos con el XVIII Festival de Observación de Ballenas que ha traído a esta región alegría a sus finanzas desde hace varios años y ha cambiado el comportamiento social y económico de la comunidad que ven en estos mamíferos su mejor inversión.

La población unida en un solo lugar, en medio de reconocimientos, presentes, discursos y varios artistas, pusieron la nota alegre del certamen que duro casi toda la noche.

Al amanecer, en el muelle cercano a la playa, muchos invitados se embarcaron en yates con todas las especificaciones de seguridad para salir a disfrutar del baile de las jorobadas que salían al escenario en alta mar.

Así termina, una jornada de solidaridad que llegó en bicicleta y recibió a las jorobadas; va por ti, Manabí y Esmeraldas.

Edwin Poveda Vera

BICIS

“Los Municipios Somos La Patria”