Solidaridad municipal

IN 1

Doce municipios de la provincia del Guayas con rostros de humanidad entregaron alimentos, medicinas, ropa y agua y sellaron un compromiso para decirle al mundo que donde hay desgracia existe unidad, junto al gran pensamiento de progreso de Alejandro Magno quien dijo que “tras la conducta de cada uno depende el destino de todos”, muchos corazones y mentes se movilizaron para dar su más preciado anhelo la solidaridad de los municipios, encabezados por el presidente de la AME, Daniel Avecilla, con quienes recorrieron las zonas afectadas por el sismo en Manabí.
Vehículos con donaciones desde muy tempranas horas de la mañana, partieron desde sus respectivos cantones con destino a Portoviejo, Manta, Chone, Pedernales, Bahía de Caráquez, Tosagua, Jaramijó, Calceta, Charapotó, Canoa, San Vicente, San Isidro, Briceño, Jama, Río Chico, Junín; sitios donde la desolación y la desesperanza impera, pero como luz de esperanza y aliento de vida, llegó el apoyo que tanto anhelaban, ya no caía una lágrima ahora emergía una sonrisa.
Nobol, sitio ideal para preparar la estrategia para la entrega de las asistencias y embarcar más donaciones, incluso sirvió como lugar de encuentro de los alcaldes de Balao y Nobol, con el Presidente de AME; asimismo, se habló con los burgomaestres de Durán, Naranjito, Milagro, Naranjal, Pedro Carbo, Isidro Ayora, Nobol, Santa Lucia, Lomas de Sargentillo, Palestina para que haya una buena repartición en los cantones con mayor necesidad, pues cada GAD había llevado ayuda suficiente para los damnificados.
El segundo punto que visitaron fue Briceño, comunidad a pocos kilómetros de Canoa, donde el presidente Daniel Avecilla, conversó y entregó kits de alimentos, ropas y medicinas. Luego cruzó el puente de San Vicente con destino al cantón Bahía de Caraquez,  a la unidad educativa Modelo, sitio que sirve como centro de acopio de todas las donaciones para esa zona, aquí se decide cómo y dónde entregar las vituallas, en el cantón y sus alrededores; se reunió con el alcalde del cantón y el de Naranjito para entregar raciones alimenticias y medicinas para la población.  En Jaramijó, en horas de las noche, la comunidad realizó filas para recibir su kit de alimentos, pese a la oscuridad por la falta de energía que se corto durante el  terremoto.
Una acción solidaria, cubre las necesidades de los otros y no la propia, así la solidaridad expresa el apoyo a una causa ajena, bajo ese precepto todos los municipios del país apoyan y son solidarios con los ecuatorianos afectados por el sismo del pasado fin de semana, que cubrió de desolación y tristeza a la hermosa Manabí que con esperanza y lucha se levantará.
EDWIN POVEDA
                                                                                                               “Los Municipios Somos La Patria”

in 3