A mis compañeras

De mi niñez. De amor materno, la educación de hogar, el beso de buenas noches, el impulso diario que me formó y el ejemplo humano.

De mi presente. De amor constante, los objetivos en común, el descanso en familia, la pasión estimulante para ser cada día mejor.

De ideales. De lucha incansable, reuniones de trabajo, acuerdos de buena fe, decisiones concluyentes y amor por nuestro Ecuador.

Ciudadanas. Gracias por ser vida, por ser terreno fértil, por ser ternura, por ser denuncia, acción, solidaridad, patria… y por ser mujer.

Daniel Avecilla Arias

Presidente de AME

mujere

 

«Los Municipios Somos la Patria»