Cómo un milagro?

AlausiLas condiciones semánticas visuales se dan para estimular en éstas líneas, que ustedes piensen o crean (desde una visión metafórica y si desean poética) estar parados en las puertas del cielo.

La traducción de Alausí es así: “cosa querida y de gran estima”… y para muchos eso representa el cielo. Y como es de conocimiento popular, ahí espera San Pedro con la llave. Entonces…  cómo un milagro? San Pedro de Alausí nos invita a pasar a éste pedazo de cielo del Ecuador.

Vivir la deliciosa vista natural en composición con los avances del hombre y la máquina, el progreso y la tradición, la tecnología y las leyendas… así como un milagro volvió el tren a despertar la economía al cantón por donde no parece… que aflige el tiempo.

Sembrar en la memoria que nuestra tierra ecuatoriana es bendita por los frutos que dá; y alabada por las gentes que se nutren de ella… Del huerto a la mesa es el condimento que las fondas y huecas (comedores) de Alausí te brindan.

El tacto terrenal con las costumbres tejidas con el paso de los años. Arte – sanas que han caminado y caminan más allá del horizonte de las estéticas modernas y de las marcas transnacionales.      

Y… como la película “el diablo viste de moda”, Alausí tiene otro atractivo turístico: “la nariz del diablo”; topografía bautizada por la historia, que sería pecado – figurativamente – perderse, si quieres llegar al cielo.  

Un equipo de periodistas de varios medios nacionales, en comunión con La Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME), visitó Alausí – previo a las fiestas por sus 191 años de cantonización, desde el 19 al 29 de junio – para confesar de una u otra manera… ¿cómo un milagro, se podría describir estar ahí?

L.S.A.

Los Municipios Somos La Patria