“Los alcaldes somos el rostro político de la ciudadanía”

ANITA IN

Anita Rivas

Alcaldesa de Orellana (El Coca)

¿Qué le parece el trabajo que se viene realizando en la Amazonía, especialmente a través de los GAD, cuyas inversiones están destinadas a obra pública?

Yo lo veo muy positivo. Los alcaldes se han puesto las camisetas de sus pueblos, de sus comunidades. Hemos visto el trabajo conjunto que se está realizando con Senplades, en la planificación y desarrollo; la gestión y los proyectos que los alcaldes venimos realizando, además de las nuevas competencias que estamos asumiendo y las estamos dando a conocer. Es el caso de bomberos o transporte. Hemos estado haciendo un trabajo mancomunado, serio y responsable todos los alcaldes, encaminados a lograr el buen vivir para nuestros cantones. Queremos potenciar el desarrollo desde las regionales de la AME, planificadamente, con desarrollo sustentable, basados en nuestras competencias como son los servicios básicos.

¿Cuáles son las necesidades más urgentes de la Amazonía?  

En nuestras competencias, que la principal es  servicios básicos como el agua potable, alcantarillado sanitario (en zonas urbanas), letrinizado (en zonas rurales), lo que es el tratamiento de los residuos sólidos de manera integral, hacer un plan de desarrollo de nuestro potencial turístico en la Amazonía, creo que trabajando esas competencias que ya las tenemos, más las nuevas, nos irá bien en alcanzar los objetivos que como alcaldes nos hemos planteado.

Sin embargo, ¿cuáles serían los temas en los que hace falta más trabajo? ¿En qué hace falta más inversión?

Yo creo que como parte de la regional 2, tenemos una necesidad de más fondos no reembolsables. Nuestros municipios, por ejemplo, dependemos del Banco del Estado, que ha sido muy ejecutivo, muy eficaz, muy efectivo en atender a la Amazonía, pero ellos también se basan en nuestro cupo de endeudamiento que tenemos. Y ahora no contamos con los subsidios, antes sí los teníamos. Entonces es fundamental el tema de recursos, que sean mayores. Nosotros tenemos una realidad territorial particular, y es que nuestras poblaciones son bastante dispersas. Entonces no se puede hacer un estudio de agua potable, en una comunidad, que está conformada por fincas, y solo el frente de las fincas son 250 mts. No se puede hacer una red de agua potable de 10 o 15 kms. para 25 familias, porque es demasiado dinero. Tendríamos que hacer tomas de agua específicas de manantiales o de ojos de agua, pero específico de cada finca, lo cual incrementa los costos. Nosotros en la Amazonía tenemos la mayor dispersión y eso es un problema.

Además habría que analizar el tema de la población flotante…

Usted comprenderá que por el tema de la minería, del petróleo, van muchos compañeros habitantes de nuestro país, de distintas partes. Se calcula un 35% de población flotante, y la Amazonía es la región que más está creciendo en habitantes. Somos el último polo de desarrollo, las familias de la Costa que están sin trabajo están viniendo a la Amazonía.  Eso también es otro problema. Además, el cuello de botella, en lo que corresponde a la viabilidad técnica. Como alcaldes, hacemos los estudios para una obra, luego hay que enviar al Ministerio del Ambiente (MAE), Senagua. La Senagua, al menos en nuestra provincia, es efectiva, pero el MAE toma mucho tiempo, de 6 a un año para que nos den la viabilidad técnica, la categorización. Les falta tener más técnicos en territorio para que nos atiendan. Los alcaldes tenemos muchos problemas que enfrentar en el camino. Pero sobretodo el tema económico. Por más que como alcaldes hagamos muchas obras, siempre quedarán otras sin hacerse.

Dada esta necesidad de recursos ¿se requiere entonces una coordinación con diferentes niveles del Estado y sus entidades?

Claro que sí. Nosotros como alcaldes hacemos la gestión en la Amazonía, con el Banco del Estado, por ejemplo, y yo no he escuchado ni en lo personal tenemos ninguna queja sobre el trabajo del Banco del Estado. Es muy efectivo. Tenemos también mucho apoyo del Ministerio de Finanzas, ellos cada 15 nos hacen llegar nuestros fondos automáticamente. En Ecuador Estratégico sí hay un problema, pues ejecutan la obra pero no se potencia que esta quede bien hecha, entonces los alcaldes salimos a reclamar y ellos asumen la obra como propia, lo que no permite que la ciudadanía reconozca la gestión de los alcaldes sobre la planificación y ejecución de la obra. Faltaría la difusión de que se trata de un trabajo mancomunado que se hace, pues los estudios para las obras, por lo general, son elaborados por las juntas parroquiales y los GAD municipales. Entonces pasa que la ciudadanía a veces no sabe, no conoce, que somos los alcaldes los que estamos promoviendo estas obras.

En definitiva quien se beneficia es el ciudadano…

Claro, el objetivo de los alcaldes y alcaldesas es beneficiar a nuestro pueblo, nuestras familias, comunidades que están a nuestro cargo. Es un trabajo en coordinación con todos los niveles de gobierno y todos los ministerios. Yo creo que hay un alto nivel de coordinación ahora, hay mucho diálogo y eso da una proyección positiva, mancomunada de trabajo a favor de nuestros pueblos.

¿Considera que falta más difusión de las obras que realizan los alcaldes?

Claro que sí. A veces no se dice que el alcalde, la alcaldesa presentó un proyecto, un estudio, que hizo la gestión, que estuvo atrás de que se haga, incluso con los mismos líderes comunitarios, uno tiene adversarios políticos en cada sector…

Los alcaldes el rostro visible de la gestión en el territorio…

Así es, somos el representante social y político de la ciudadanía. Y si no damos a conocer nuestro trabajo, eso nos perjudica. 

 

«Los municipios somos la patria»